Observa detenidamente la imagen que acompaña esta entrada. Las gotas pueden ser hermosas y crear efectos espectaculares. El problema es que allá por el pleistoceno a alguien se le ocurrió que podían ser un recurso decorativo interesante para las paredes y de paso corregir de forma económica ciertas imperfecciones. Nosotros somos un grupo de pintores que nos apuntamos rápidamente a lucir paredes y de hecho nos negamos a pintar usando la técnica del gotelé.

Si estás sentado/a en tu salón observando una rugosa pared que te genera incomodidad… no lo dudes ¡tienes que llamarnos!

Eliminamos el gotelé de tus paredes y techos sin destruir tu economía.